Consejos para proteger a nuestro bebé del sol

Llega el buen tiempo y con ello las ganas de dar un buen paseo, ya sea al parque, al jardín o pasar un día en la piscina o la playa, pero vamos con nuestro bebé, ¿cómo le protegemos contra los rayos ultravioletas del sol de manera efectiva?

Los recién nacidos tienen la piel hiper sensible, hasta que no cumplen cierta edad no consiguen una protección más efectiva como un adulto, hay que tener mucho cuidado de que no se queme y mantenerla protegida, a continuación puedes ver las mejores formas para proteger la piel de nuestro bebé del sol.

Ropa protectora específica contra el sol

En la actualidad, dispones de ropa especialmente diseñada para protegerte de los rayos ultravioletas, es una de las mejores maneras de proteger al bebé del sol.

Prácticamente lo puedes encontrar en cualquier gran superficie, sobre todo antes de que comience la temporada de verano, con pantalones y camisetas, pequeños gorros, etc., siempre pensando en que no se queme en ningún momento.

Suelen tener un tejido especial que también les brinda frescura, también en su etiqueta debe indicar hasta que nivel de UPF (factor de protección ultravioleta), que para bebés aconsejamos que sea de 50 hacía arriba.

Sombra y más sombra

Algo que ayudará muchísimo a que los rayos del solo no acaban directamente en la piel del bebé es la sombra, así que siempre intentaremos priorizar una zona con sombra en la que pueda estar nuestro pequeñín.

Si en algún sitio no dispones de sombra, te recomendamos comprar una sombrilla o una tienda, que se montan en segundos y proporcionan un buen espacio con sombra, ideales para la playa, la piscina, el jardín, etc.

Evitar las horas cuando el sol pega más fuerte

Las mejores horas para disfrutar bajo el sol siempre son por la mañana temprano o a última hora de la tarde, en días muy calurosos en las horas centrales los rayos ultravioletas están al máximo nivel, así que mejor evitarlas y quedarnos tranquilamente en casa bien protegidos.

Tiene muchas ventajas disfrutar al aire libre por la mañana temprano, ya que la temperatura es más fresca, hay menos gente prácticamente en cualquier lugar y le ayudará a tener un horario más adecuado para verano, con una pequeña siesta en casa en las horas de más incidencia de sol.

Protector solar para bebés, recomendable pero no es lo mejor

Aquí dependerá de la edad del bebé, los pediatras siempre recomiendan no exponer a un bebé al sol hasta los 6 meses, no quiere decir que lo tengas encerrado en casa, puedes dar un paseo, siempre con sombra en el carrito y sin ningún tipo de protección solar.

A partir de los 6 meses ya podemos ir a realizar actividades al aire libre con nuestro pequeño y podemos usar protector solar especial para bebés, siempre con una protección ultravioleta de 50+ SPF.

También aclarar que la crema solar para bebés es otro factor para proteger a nuestro bebé del sol, no se debe de utilizar de manera única, por lo que no debemos caer en el error de que le ponemos crema y ya lo tenemos protegido al 100%, ni mucho menos, así que usa crema, que alterne solo y sombra, y sigue evitando las horas punta de sol, recuerda que la piel de un bebé es muy sensible y una quemadura en un bebé puede convertirse en un problema.

Conclusión

Como hemos visto, se puede disfrutar de un día esplendido de sol con nuestro bebé con nuestras recomendaciones, y siempre te aconsejamos que uses todas, no solo una de ellas, toda protección siempre es bienvenida.

Lo mejor es tener una tienda automática para el sol, no cuestan mucho, son plegables y muy fáciles de llevar, así podremos montarla donde queramos, obtendremos sombra, que con la ropa adecuada y crema solar para bebés, conseguiremos una buena protección para estar con seguridad de numerosos días de verano.

Deja un comentario